Indra presunta implicada en la Operación Púnica

Si en el post anterior informábamos de la Corrupción en la “Agencia de Informática y comunicaciones” y las cárnicas. Pues bien, apenas un día después aparece en escena un viejo conocido en el mundo de las cárnicas y la precariedad laboral; Indra también se ha visto salpicado por este caso, según Elmundo.es:

http://www.elmundo.es/madrid/2014/10/30/54518393268e3efb258b456e.html

La investigación se centra por ahora en contratos suscritos por esta empresa pública -estratégica para el Ejecutivo regional- con la multinacional española Indra, de la que actualmente el Estado es el primer accionista con un 20% del capital a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi). La UCO se ha dirigido ya al Gobierno de la Comunidad de Madrid para que proporcione facturas del contrato con Indra para mantenimiento de la página web madrid.org, según ha podido saber este diario.

Se trata de un pedido con duración de un año que fue adjudicado a Indra hace 10 meses por valor de 1,95 millones de euros. La UCO investiga si se han emitido facturas falsas que han hinchado artificialmente el contrato para generar dinero B, cuyo verdadero destino no ha trascendido aún.

El juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso ha imputado también a un alto directivo de Indra, según ha podido confirmar EL MUNDO. Se trata de Santiago Roura, director general de Operaciones responsable del mercado español en la multinacional, y que era interlocutor de Martínez Nicolás en los frecuentes contratos con la institución pública.

Como se puede comprobar, una multinacional española como Indra, -participada por por el Estado en un 20%-, prestaba servicios a un ente público como la Agencia de informática y comunicaciones. Indra es bien conocida en el mundo de la subcontratación con comentarios como los siguientes de trabajobasura.info:

image

image

Como se puede comprobar, aquí está el verdadero negocio y razón de ser las PCDM (Putas Cárnicas De Mierda), el trinque al por mayor en facturas B de políticos, cargos públicos y empresarios, so pretexto del encomiable acto de ahorrar unas pelillas a la empresa de turno subcontratando su departamento de informática a una cárnicas

Y así va este país tercermundista llamado España, con departamentos de informática de “usar y tirar”, proyectos sobredimensionados y trabajadores explotados, con una manifiesta precariedad. Esperemos que estos casos de corrupción como la Operación Púnica ahonden mucho más en esa otra corrupción que ocurre con total impunidad y que los pobres curritos sufrimos a diario, el mercado de la carne en las TICs.

¿De cuantas facturas B no nos enteraremos?

http://www.elmundo.es/madrid/2014/10/30/54518393268e3efb258b456e.html

image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *