Una nueva voz contra la injusticia

Ante las injusticias, precariedad y explotación laboral que he sufrido y sufro a lo largo de mi vida he creído conveniente crear malditasconsultoras.com. Este blog nace con una principal finalidad, que es la de exponer la precariedad laboral generada por las consultoras en el sector de la informática y buscar soluciones dentro de lo posible.

Las primeras generaciones de informáticos en España tenían su curro para toda la vida en la IBM, Microsoft, Sun y otras.. En la actualidad y desde hace más de 2 décadas surgió el fenómeno de las consultoras, por la cual ahora trabajas para Everis, Accenture, Capgemini, Deloite, etc..

Cuatro abogados de mierda, economistas, etc… se han montado su tingladillo de venta de carne al por mayor, con el consentimiento de PP, PSOE, IU, sindicatos (y su puta madre). Ellos son los intermediarios y viven de tu trabajo sin pegar palo al agua. No tienen escrúpulos, ponen y quitan personas de sus puestos de trabajo sin pensar en las familias de los trabajadores. Es como cuando vas al mercado, y vas al puesto que más carne fresca tiene, pero en este caso con seres humanos, con nombre, apellidos y dignidad.

Tu puesto de trabajo ya no está en ningún sitio y en todos, eres un extraño, un “externo de mierda” en casa del “cliente” ese señorito caprichoso, prepotente, déspota y exigente que piensa que estás ahí para quitarle su puesto de trabajo y para complicarle la vida. Tu responsable de proyecto es un tío que verás pocas veces en tu vida laboral, no te llamará, no se preocupará por ti, pero la consultora a la que sirve ingresará cientos de euros por tu trabajo cada mes, para que la empezarás a ser números rojos en su contabilidad pasados 5 años, tras las consecutivas subidas de sueldos (si las hubiere). Tu despido de una consultora es muy fácil de calcular, la pregunta es simple, ¿alguien más barato que tú puede sustituirte? No nos pongamos exquisitos, por sustituir se entiende alguien de 25 años, recién salido de la uni, que de el pego y que sea espabilado. Entonces la forma de proceder podrá ser introducir al junior en tu proyecto, para que tu le enseñes, para posteriormente la consultora darte una patada en el culo y que se quede él con tu puesto. ¿Y los sindicatos?, ¿qué es eso?

Durante tu vida laboral en cualquier proyecto serás un paria, al servicio del cliente, que en muchos casos poseerá menos conocimientos que tú y pocas ganas de trabajar, pero cuidado, puede ser un “hijoputa” de mucho cuidado, porque normalmente los clientes más prepotentes suelen ser los más vagos e inútiles, eso sí, tontos, pero malos, con muchas tablas para enmarronarte, dejarte en entredicho y putearte.

Tu jefe de proyecto (de tu empresa) posiblemente será un trepa de mucho cuidado , un come-mierda, forjado en la culturilla española de la imagen y el mamoneó al cliente y de las jornadas interminables de trabajo con productividad cero. Dispuesto a sacrificar su tiempo libre saliendo del trabajo a horas intempestivas, e incluso fines de semana y puentes si se tercia.  Este jefecillo te hará ver que tu eres un mierda y que él es tu ejemplo a seguir, por supuesto el cliente es Dios. Esto se constatará fácilmente cuando tu responsable le sonría al cliente y le haga la pelota cuando a ti te trata de una forma despótica. Tu responsable de proyecto te intentará introducir en la carrera de ratones de la cultura del “overtime”, es decir, quedarte más horas después de tu puesto de trabajo, para dar buena imagen al “hijoputa” del cliente, que se le cae el boli a su hora y se reirá de ti a pierna partida. Meter horas gratis, mamonear, hacer la pelota al cliente son tus herramientas básicas para la supervivencia del día a día.

Bueno tras esta introducción se proseguirá analizando de forma explicita estos y otros aspectos de las consultoras.