El gobierno pretende equiparar condiciones de externos y propios

El Gobierno pretende modificar el artículo 43 del estatuto de trabajadores para equiparar las condiciones de externos y propios en las empresas, sin lugar a dudas una buenísima noticia que simplemente podría acabar con la PCDM (Putas cárnicas de mierda) de un revés de y de una vez por todas, así como el que no quiere la cosa.

Lo más lamentable es lo que comenta el periodista Carlos Cuesta de OkDiario para esta noticia: Sánchez dará otro golpe a las empresas disparando el coste de subcontratar empleados

Se trata de uno de los mayores temores de las compañías en los últimos tiempos. Y es que, en este caso, no se trata sólo de una subida fiscal o de un incremento de burocracia: se trata de que una buena parte de la expansión laboral que se ha desarrollado en las últimas décadas se ha realizado a través de subcontratas para evitar un predomino de los sindicatos en el pasado y, consecuentemente, esquivar unos fuertes costes sociales y laborales pactados en los convenios que hacían muy difícil competir con las nuevas empresas de países asiáticos o del Este.

Ahora esa dosis extra de flexibilidad amenaza con verse truncada. Porque si se trasladan todas las condiciones laborales a los trabajadores subcontratados -como pide el pacto entre PSOE y Podemos- lo cierto es que todo ese volumen de trabajadores asumirá las costes de las viejas plantillas, algo que puede truncar de golpe toda la ventaja competitiva adquirida en los últimos años por la economía española

Como se ve el párrafo no tiene desperdicio y resume todas las falacias del SCP (Sistema cárnico patrio) de un golpe, así de toda la basura que ha escrito Carlos Cuesta se puede sacar lo siguiente:

a) Según Carlos Cuesta los trabajadores en plantilla tienen demasiados privilegios.

Decir que los trabajadores en plantilla tienen demasiados privilegios y son insostenibles para competir es una falacia totalmente infundada, ya que sus condiciones están sujetas y reguladas por las condiciones de mercado, solo hay que ver los recortes que se hicieron después de la crisis de 2008 y los cambios de legislación laborales, con la reducción de días cotizados del 12 de febrero del año 2012.

b) Las misión de las consultoras es abaratar el coste del trabajador.

Es una vergüenza que alguien como Carlos Cuesta afirme en un medio público tan abiertamente que las consultoras son un apaño del sistema para compensar los excesivos  privilegios que disfrutan los trabajadores y así compensar esta injusticia social de cara al sufrido empresario. Empezando porque el bodyshopping es un chanchullo que se hace de tapadillo en lugar de plantearse el supuesto exceso de privilegios de los trabajadores en plantilla como un problema estructural a nivel político.

Vamos a ver Señor Cuesta, si los trabajadores tiene muchos privilegios, lo que debería pasar es que los políticos abiertamente deberían poner el problema sobre la mesa y plantear una serie de medidas en su programa electoral, de forma transparente para que la gente los vote o no, lo que no se puede hacer es ir haciendo apaños y chanchullos a la traidora, a espaldas de la ciudadanía con empresas piratas como las consultoras IT,  contratando a gente de tapadillo en condiciones precarias.

c) Las consultoras permiten a las empresas ser más competitivas.

Esto no es verdad para nada, ya que las comisiones por la subcontratación son muy altas, y lo que se paga al mes por la factura de un externo excede con creces el coste de la nómina de un empleado de plantilla. Por otro lado la rotación es muy alta, según estudios Ranstand en 2017 un 38,2% (que es mucho más alto en realidad) y 3 de cada 10 trabajadores del sector de IT &Telecom están buscando otro empleo. Esta rotación tan alta debido a las precarias condiciones que ofrecen la mayoría de consultoras, teniendo  unos costes por cada rotación brutales (directos e indirectos). Según Deloitte en Ecuador, el coste por la baja de un colaborador se situaría en 74.132$ americanos o 64.000€, por lo que aquí en España será bastante más caro. Como ve señor Cuesta las consultoras IT ni de lejos hace que las empresas ahorren costes de personal, sino más bien todo lo contrario.

d) Las consultoras son para evitar sindicatos

Señor Cuesta, como bien ha afirmado, las cárnicas son un chanchullo para evitar la creación de sindicatos y para realizar todo tipo de triquiñuelas, chanchullos cutres y explotación tercermundista de trabajadores en España, en definitiva una   corrupción que a los únicos que beneficia son a unos cuantos listillos HDLP que trincan las comisiones de intermediación y que perjudican a trabajadores y empresas casi por igual, ya que las empresas pierden activos en personal muy valiosos. Por otro lado el Estado supuestamente  prevarica al no investigar a las empresas que practican la cesión ilegal, vulnerando el Artículo 43 del Estatuto de los Trabajadores.  Pues eso Señor Cuesta, a otro perro con ese hueso.

Para finalizar que conste que no simpatizo demasiado con el actual presidente, pero en este caso muy bien por Pedro Sanchez, aunque debería haber empezado por ejecutar judicialmente la cesión ilegal con las convenientes inspecciones y  las penas oportunas.  No obstante se agradece la iniciativa y por favor que se lleve a cabo con toda la celeridad posible. Celebremos que  la subcontratación pueda tener los días contados o al menos cambiar de forma radical en este nuestro SCP. Que opináis, ¿demasiado bonito para ser verdad?